Redacción de contenidos para SEO: posicionar todo lo que escribes

posicionamiento google, posicionamiento para imágenes, redacción de contenidos, edo estudio
posicionamiento google, posicionamiento para imágenes, redacción de contenidos, edo estudio

La web se nutre de contenidos, de cada palabra escrita en una página, blog, foro, red social, etc. Después esas invisibles arañas de Google se encargan de destripar todos estos contenidos para decidir qué paginas serán ganadoras en la batalla por el posicionamiento.

¿Pero depende de nuestra redacción de contenidos que éstos posicionen bien? Pues sí, en primera instancia depende de nuestra labor escribiendo; aunque después siempre puede haber factores externos que afecten a nuestro posicionamiento.

Redacción de contenidos para SEO: ¿Qué hay que tener en cuenta?

Sabemos que ya quieres coger el lápiz y ponerte a escribir. Pero, ¿tienes una estrategia de contenidos definida? Ya hagas redacción de contenidos para una empresa o para un blog personal, debemos tener una estrategia de contenidos en la que se definan aspectos claves; cuál es nuestro objetivo, para quién escribimos, si nuestro contenido es de interés actual…

Pero en nuestro estudio de diseño gráfico hay una cosa que tenemos clara y es que tenemos que controlar nuestras palabras clave; tanto a nivel global como para contenidos específicos. Y con esto nos referimos a que si tienes un blog sobre cuidado de plantas vas a tener unas palabras clave; por ejemplo “cuidar plantas”, “cuidar flores” y “plantas de interior cuidados”; pero si escribes un post sobre plantas suculentas también querrás utilizar otras palabras como “suculentas cuidados” o “plantas suculentas cuidados”.

Ahora vamos al lío:

Los metadatos y meta descripciones

Los metadatos son el título y la descripción que vemos de una página o post en Google. Son parte de tu presentación en Internet y son contenidos que también utiliza el buscador para rastrear y posicionar. Por eso en poca líneas tienes que ser capaz de integrar alguna palabra clave; y también conseguir captar la atención haciendo uso de la retórica, que esto no es SEO pero viene de lujo. Aquí tenéis 11 trucos para llamar la atención de tu usuario en un post, un post de 40 de Fiebre que está muy bien para escribir títulos que capten la atención.

posicionamiento google, posicionamiento para imágenes, redacción de contenidos, edo estudio

En este ejemplo la palabra clave era “café transparente”, y como veis la palabra aparece tanto en el título, como en la url de la página y en la meta descripción.

La longitud de los textos

Durante los años ha habido diferentes opiniones al respecto en redacción de contenidos web, pero actualmente ya se tiene bastante claro que para que un texto posicione bien debe tener al menos 300 palabras. De ahí en adelante, y cuantas más palabras mejor; son puntos para que Google te tenga muy en cuenta. Pero a ver, mucho cuidadín, que si el tema en cuestión no da para redactar más de 300 palabras no hace falta que lo estires. Al final vas a tener un texto larguísimo pero sin sentido y hasta arriba de contenido de relleno.

El lector no es tonto, ante todo dale contenido de calidad.

Los títulos de la página

Dentro del texto, los títulos tienen una especial relevancia en redacción de contenidos para SEO; Google les presta bastante atención. Es por eso que las palabras clave deben aparecer en alguno de los títulos, y si el título es un H1, el título de mayor tamaño dentro de un texto; mejor que mejor.

Enlaces internos y externos

Los enlaces son herramientas que permiten guiar al lector por diferentes contenidos, tanto propios como externos. Google tiene muy en cuenta los enlaces que hay en una web y rastrea las páginas a las que apunta cada link.

Y este es otro de los factores que incide en nuestro posicionamiento, que otras webs enlacen a la nuestra; y cuanto más relevantes a nivel SEO sean éstas, mejor. Pero no solo que enlacen, también hay que tener en cuenta el texto ancla que se utiliza, que son las palabras que utilizamos para enlazar a una web.

El factor enlaces es uno de los más complicados y de los que más trabajo puede llevar en caso de que queramos enlaces de otras webs de calidad. Pero una de las cosas más básicas que podemos hacer es enlazarnos a nosotros mismos con un buen anchor text o texto ancla. Otro de los factores que puedes agregar a tu SEO Copywriting.

Las imágenes

Las imágenes son un recurso visual que facilita la lectura y la hace mucho más entretenida; sobre todo si la utilizamos como un elemento más para agregar información sobre lo que estamos hablando. De todas formas, tenga la utilidad que tenga, las imágenes también se pueden agregar teniendo en cuenta unas pautas SEO.

La primera es el nombre de la imagen y su url; en ambas es conveniente utilizar la palabra clave para que pueda posicionar mejor en Google. Además las imágenes también tienen metadatos, en este caso el texto alternativo o alt text. Este texto alternativo lo utilizan los buscadores para diferentes funciones y aquí es muy interesante incluir también la palabra clave con la que quieres posicionar la página o post, y alguna palabra clave relacionada con ésta.

En este post, SEO para imágenes, os lo contamos todo.

posicionamiento google, posicionamiento para imágenes, redacción de contenidos, edo estudioOriéntate al lector

Parece obvio, pero a veces forzamos las cosas mucho para enfocarnos en nuestro posicionamiento SEO y olvidamos que estamos escribiendo para personas además de para Google.

El SEO Copywriting está bien pero no te olvides de ofrecer contenido de calidad, ese que tu lector busca y por el que se interesa. Además debes redactar de forma ordenada, facilitando la lectura; no podemos olvidar que el índice de rebote también es un factor muy importante para Google. Si nuestro lector entra en nuestra web, el contenido le parece regular y encima es complicado de leer, se va a ir antes de que te de tiempo a decir holi.

La última ojeada a tu contenido

Antes de darle al botón de publicar, dedícale un tiempo a revisarlo todo bien; la redacción de contenidos, que la estructura tiene sentido y es fácil de entender, pero sobre todo revisa que no hay ninguna falta de ortografía. Revisa las imágenes, que los enlaces estén bien puestos, ect.

Una vez que estés seguro de que todo está en orden, dale al botón y a medir resultados.