Marketing para juguetes: ¿ética o estrategia?

Últimamente habréis visto un giro drástico en el diseño de juguetes que hasta ahora representaban los cánones de belleza femeninos.

Estamos hablando sin duda de Barbie, pero ¿puede una muñeca con la que juegan millones de niñas generar una idea distorsionada de la belleza?

Bajo la consigna #TheDollEvolves (#LaMuñecaEvoluciona), la empresa dio a conocer varios de sus nuevos modelos, haciendo hincapié en que “La imaginación viene en todas las formas y tamaños”. Más allá del debate que suscita, hay quien solo ve una estrategia de marketing para mejorar la imagen de marca de la empresa.

Lo cierto es que los juguetes tratan de adaptarse cada vez más a la sociedad actual, rompiendo estereotipos.También es el caso de LEGO, que dio a conocer un nuevo muñeco que saldrá a la venta esta primavera: una figura en silla de ruedas dentro de la colección Lego City. También Playmobil lanzó el año pasado una serie de clicks con alguna discapacidad.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Se trata de una estrategia de marketing y un lavado de cara de la marca?, o ¿realmente están cambiando las cosas?

.