Un catálogo de Ikea gigante como acción de street marketing

Ikea, el rey de los muebles económicos, de los mini lápices, de la comunicación y de nuestros corazones. El amor que profesamos por las acciones de marketing y de comunicación de la marca sueca es de sobra conocido en este blog; hoy os mostramos una vez más por qué se merecen nuestro respeto.

El catálogo de Ikea es sin duda uno de sus “best-sellers”, entre comillas porque realmente no hace falta pagar por él. A nivel mundial es una de las publicaciones más impresas y es lanzado en 32 lenguas distintas.

Un catálogo es una forma muy buena, aunque quizás algo añeja, de mostrar los productos de una marca sobre todo para una tienda de muebles. Ikea se lo monta bien enseñándonos sus productos y haciendo miles de combinaciones para que sea más fácil montar espacios a nuestro gusto.

La marca de muebles es también muy potente en acciones de street marketing y en una de sus últimas maniobras de comunicación ha unido el marketing callejero con su catálogo anual. La acción se ha llevado a cabo en Croacia donde han montado un catálogo gigante al lado de un centro comercial del país.

El catálogo representa a escala real algunas de las páginas de esta publicación, con ciertos muebles de la tienda colocados sobre una tarima para poder ver con nuestros propios ojos cómo son en directo. Esta acción permite que los curiosos se puedan introducir, literalmente, en el catálogo para tocar y probar los diferentes muebles.

No es la primera vez que la marca nos deja probar sus productos en mitad de la calle; en 2009 lanzaron en Madrid la acción “la siesta perfecta” en la que colocaron sofás en diferentes zonas de la ciudad para que los transeúntes los probaran.

¡Acciones divertidas que involucran a la gente!

street marketing, ikea publicidad, ikea marketing

street marketing, ikea publicidad, ikea marketing

Marketing social de Ikea y Cruz Roja por Siria

¡Los pesados de Ikea nos vais a llamar! Pero qué le vamos a hacer, tienen buenas ideas los malditos.

Esta vez vienen en colaboración con Cruz Roja para ponernos los pelos de punta con la situación actual en Siria.

Un híbrido entre street marketing y marketing social ha sido lo que han elegido para abrir los ojos del consumidor. Ikea ha hecho lo que mejor sabe hacer, montar una muestra de una casa en uno de sus establecimientos.

Esta vez la casa es de 25 m² pero no es una casa normal; “25 m² de Siria” es una pequeña casa que muestra cómo viven los sirios, como son sus casas en realidad. Obviamente esta casa no tiene nada que ver con las que solemos encontrar en los catálogos de Ikea.

“25 m² de Siria” ha sido instalada en la tienda insignia de la marca sueca, en Noruega; y no es una simple representación de la realidad siria. A través de los diferentes objetos de la casa, en las etiquetas que solemos encontrar en los productos de Ikea, se nos cuenta la historia de una familia siria y su relación con cada uno de los objetos.

La historia es real, la vida de Rana, una refugiada Siria que vive con sus cuatro hijos en un apartamento con dos pequeñas habitaciones. Viven con prácticamente nada, se sientan sobre alfombras y duermen encima de camas hechas con mantas.

La cosa no se queda ahí, Ikea y Cruz Roja piden colaboración para ayudar a otras familias sirias en las mismas condiciones. A través de las etiquetas de los productos nos cuentan cómo podemos colaborar con esta misión.

No hay mejor manera de entender una situación ajena que metiéndonos directamente en la piel, o en la casa, de otras personas. Una gran campaña de marketing social.

IKEA y la publicidad emocional que nos llega al alma

Que bien sabe IKEA emocionarnos, podemos acabar llorando o super felices, ellos saben cómo hacerlo.

En los últimos años IKEA ha ido escalando posiciones en el mundo de la publicidad y a día de hoy podemos decir que son uno de los grandes, junto con otras macroempresas como Coca-cola.

¿Qué tienen ambas que tanto nos gusta? Pues un lenguaje muy cuidado y muy personal, hasta el punto de que todos los anuncios son diferentes pero podemos reconocer casi al instante de empezar que se trata de un spot de la marca. Otro factor es que nos podamos sentir identificados con lo que estamos viendo, ponernos en la piel del protagonista del anuncio. Pero sin duda la clave del éxito es la emoción, cuando un anuncio consigue emocionarnos, la marca nos acaba ganando. Ese es el objetivo de la publicidad emocional.

IKEA como siempre lo vuelve a hacer con su spot “My son”. Aquí se cumplen todos los puntos, el que sea padre se verá reflejado en esa madre que no quiere que su hijo crezca. El anuncio transcurre en un IKEA, como no, y muestra a una mujer con un niño comprando muebles. El niño se encarga de todo, coger los muebles, pagar la compra, cargarlo todo en el coche; una actitud no muy normal en un niño. Cuando se montan en el coche vemos como este se monta en el lado del conductor, acto seguido se enfoca a la madre para poco después descubrir que el niño era realmente más mayor. Una madre que no quiere ver crecer a su hijo y que éste se de casa. ¡Que sentimiento tan real!

Nosotros no hemos podido evitar soltar una lagrimita. ¿Vosotros habéis aguantado la emoción?

IKEA VR EXPERIENCE APP – La realidad virtual se adueña de tu cocina

Una de las grandes expectativas de cara a los próximos años pasa por la realidad virtual. Las grandes marcas, ya están invirtiendo en desarrollar este tipo de tecnología y aprovecharla para crear una experiencia de usuario única.

Éste, es el caso de IKEA, que ha lanzado una app de prueba en la que podemos crear diferentes combinaciones en una cocina virtual. IKEA VR Experience podrá usarse con las gafas HTC Vive, y  la aplicación está disponible en Steam de forma gratuita.

 

edo estudio3

.