¿Qué es el social proof?

Gracias a Internet podemos obtener información muy rápida de cualquier producto o marca. Esto implica una nueva necesidad para las empresas, que tienen que controlar los contenidos de sus páginas web y redes sociales; eso por no contar con la información que no depende directamente de ellos, como opiniones en foros u otro tipo de plataformas.

Qué es el social proof

Lo cierto es que psicológicamente las personas necesitamos la opinión de otras para guiar nuestra propia conducta. Si no tenemos control sobre un tema determinado siempre tenderemos a hacer lo que hace la mayoría, porque suponemos que como lo hace mucha gente está bien hecho. Este concepto se denomina social proof.

 El social proof y el marketing

Esta idea tiene mucha más relación con el marketing de lo que pensamos. El social proof se utiliza en mercadotecnia como una forma de asegurar a potenciales clientes que el producto o servicio que comercializamos es adecuado para ellos. Si estos potenciales clientes ven como otros usuarios del producto lo han usado y se han beneficiado de ello, habrá más posibilidades de que lo compren también.

Además, como decíamos previamente, Internet facilita que se utilicen este tipo de herramientas y lo convierte prácticamente en una necesidad; ya no nos fiamos de los productos de lo que no vemos opiniones de nadie.

Técnicas de social proof

  • Testimoniales

Uno de los clásicos en cuanto a social proof. Consiste exactamente en lo que estáis pensando, testimonios de personas que han utilizado nuestro producto o servicio y que explican cómo les ha funcionado. Se suelen incluir valoraciones como estrellas del 1 al 5.

  • Productos más populares

Es también bastante efectivo dedicar un espacio en la página web de una empresa a aquellos productos que más se venden o que son más populares. También es una forma de guiar a los usuarios que no conocen una marca.

  • Redes sociales

Las menciones o incluso hashtags que se puedan utilizar de nuestra empresa son también un indicador para terceros de que nuestro producto es de interés.

  • Que un experto hable de nosotros

Que alguien que se considera por todos entendido sobre un tema hable bien sobre lo que vendemos es una buena forma de llegar a oídos de los demás. Cuando hablamos de experto nos podemos referir también a famosos o incluso influencers, la idea es que alguien conocido y querido por los demás hable de nosotros.

¿Vosotros las ponéis en práctica ya?

.