El anuncio de Navidad de Apple dice que Frankestein también tiene derecho a celebrar

campaña de navidad, anuncio de navidad de apple, publicidad apple

El anuncio de Navidad de Apple dice que Frankestein también tiene derecho a celebrar

Las campañas de Navidad están empezando a verse ya en nuestros televisores y demás pantallas. El mercado se empeña en que cada vez estos anuncios se vean antes, y así nos encontramos comiendo polvorones y viendo spots de juguetes a mediados de noviembre.

La temática preferida de las marcas es sin duda la unión; el ver a la familia y a los amigos es un “must” por excelencia, solo tenemos que recordad el mítico “vuelve, a casa vuelve por Navidad”.

Pero ya no solo con conocido, el espíritu de la Navidad manda a ser buenos, amables y solidarios con todo el que pasa por nuestro camino; lo que hacemos el resto del año poco importa.

Frankenstein también quiere celebrar la Navidad

El spot de Navidad de Apple viene a emocionarnos con la temática de la que hablábamos, y es que Frankenstein al parecer también es amante de las fiestas navideñas. Aprovecha las posibilidades de su iPhone y no duda en grabarse la musiquita de su caja de música para después marcarse una tonada en la plaza del pueblo.

Frankenstein no ha sido nunca un ser muy apreciado dentro del folklore, pero no pasa nada porque una niña, con todo su encanto e inocencia, se une a cantar con el monstruo para demostrarle que ella no tiene miedo de lo que él es.

El anuncio acaba como cabe de esperar; en la plaza, el resto del pueblo se acaba uniendo a cantar con ambos y todo es emoción y alegría.

¿Por qué se empeñan en hacernos llorar en Navidad?

La verdad, no tenemos ni idea, pero el concepto del reencuentro y de la solidaridad es la tónica de estas festividades.

Otros ejemplos de ello este año han sido el anuncio de la lotería, que como todos los años viene cargado de polémica u otros como el del aeropuerto de Heathrow que está volviendo al mundo loco con sus simpáticos osos de peluche.

Todavía queda mucha Navidad, ¿estáis preparados para las lágrimas?