Qué gastos de envío poner en tu tienda online

Qué gastos de envío poner en tu tienda online

e-commerce online comercio internet envío

Las compras por internet se están convirtiendo en nuestro pan de cada día. Según el Estudio e-Commerce de 2015 de IAB Spain, en ese mismo año un 67% de la población española realizó alguna compra por internet y un 29% lo hizo por lo menos una vez al mes.

Ya sean empresas grandes, pymes, con tiendas físicas o sin ellas, muchas están optando por ofrecer la opción de que los clientes compren sus productos por internet pudiendo llegar así a mucha más gente, hasta de forma internacional.

Entre todo lo que hay detrás de un e-commerce, los gastos de envío son uno de los factores clave al realizar compras por esta vía y muchas veces el precio de éstos hace que acabemos perdiendo clientes. ¿Qué opciones tenemos?

OPCIONES DE GASTOS DE ENVÍO

 

  • Gastos de envío gratuitos.

Es la opción más llamativa y golosa para los que se pasan por nuestra tienda online. No todas las empresas pueden permitírselo pero siempre podemos optar por que sean gratuitos a partir de cierto importe, lo que impulsa a que el comprador introduzca más productos en el carrito de la compra; también puedes incrementar ligeramente el precio de los productos para que sea rentable para tí.

  • Gratuito si se recoge en tienda

Es una variante del anterior y supone gastos de envío gratuitos para aquellas personas que recojan en tienda, ya sea propia o en tiendas asociadas.

  • Cobrar los gastos de envío específicos para cada comprador

Es decir, que según el peso y donde haya que mandarlo cobremos un precio u otro. Es una opción interesante pero tiene desventajas y es que es una locura para el comprador no saber desde el principio que va a tener que pagar por recibir el paquete.

  • Precios según el tipo de envío

Es una de las formas más vistas. Se ofrecen diferentes precios para los gastos de envío según los días en los que se va a entregar el pedido. Por ejemplo, si alguien quiere un envío express para que llegue en un día, el precio de los gastos de envío será superior que para alguien a quién le llegue en una semana.