Impresora con tinta de café

Impresora con tinta de café

¿Quién dice que el café es solo para beber? Que se lo pregunten al profesor Ted Kinsman del Rochester Institute of Tecnology, a quién todas las sobras que tenía de esta bebida le llevaron a crear una impresora que utiliza como tinta el café, aunque puede utilizar otras como el vino.

La impresora, Coffee Drip Printer, funciona a través de goteo, creando puntos de café que pueden ser más o menos gruesos; pero también permite experimentar con otros factores como el papel donde se imprime o la distancia entre los puntos. Cada píxel de la imagen se convertirá en una de estas gotas, asignándole previamente un número entre 0 y 256 que determinará que la gota contenga más o menos líquido y que por tanto sea más o menos grande y más o menos oscura.

Kinsman hace impresiones de fotografías, que prepara previamente subiendo el contraste para que las zonas claras y oscuras sean más intensas. La imágenes solo pueden ser de 80×100 píxeles, una resolución muy baja pero suficiente para que el ojo humano reconozca un rostro.

cafe impresora diseño dibujo fotografía

cafe impresora diseño dibujo fotografía