Tres elementos claves para una buena estrategia de marketing

Image Alt

Para obtener los mejores resultados, se ha convertido imprescindible disponer de una estrategia de marketing que se ajuste en totalidad a las necesidades de la compañía y se destaquen aquellos puntos que funcionen como componentes elementales.

¿Cómo se haría?

Para llevarla a cabo, es primordial no sólo percibir cuáles son las fortalezas y las debilidades, sino también que la propia industria las trate de forma específica. 

Además debe comprender y analizar aquellos elementos que podrían considerarse transversales.

En definitiva, hay que saber qué puntos se consideran cruciales y que de alguna forma impacten en la estrategia de marketing; aparte de conocer cuál sería la respuesta de los consumidores.

Tras un análisis de MarketingProf se han identificado tres piezas básicas, que los CMOs deberían estar trabajando y que se tendrían que plantear enlazarlas a la estrategia de marketing a su empresa.

Tres elementos claves

  • Progreso

Aunque se considera un reto bastante complicado, tener contento a todo nuestros clientes y que la marca sea aceptada; hay una forma que se puede considerar, que ayudarían a que las cosas transcurrieran mejor.

Tras el análisis, se ha llegado a la conclusión de que muchas empresas necesitan mejorar algunas áreas y si se llevan a cabo dichos cambios; se podría enfocar la estrategia a algo más específico y a transformaciones más concretas.

El responsable de marketing sólo tiene que empatizar con los consumidores e investigar qué es lo que realmente quieren y si lo que están recibiendo y captando, se ajusta a lo que realmente deberían de asimilar.

Se podría decir que se trata de una estrategia de cambios y de re-posicionamiento, porque además de perfeccionar; el margen de error del mercado por donde se mueven las marcas, es cada vez menor.

  • Personalización

Los consumidores tienen claro que quieren recibir contenidos que estén adecuados a sus preferencias, gustos, intereses y hábitos; por lo que las empresas tienen que realizar un trabajo enfocado a la personalización.

Quizás hay un matiz que los marketeros todavía no tienen en cuenta a la hora de la personalización; es que pueden ocasionar efectos negativos.

Esta estrategia, conlleva a un gran trabajo; no cometiendo errores ya que si se produjeran puede llevar a que los consumidores rechacen la marca y a la vez sus productos.

Un 63% de los usuarios reconocían que dejarían de comprar una marca si hiciese mal el trabajo de personalización.

Por esa razón, las empresas deben de revisar con detenimiento lo que hacen y cómo lo hacen. Ajustarse lo mejor que puedan; realizando una labor lo más acertada posible, asimilándose a las expectativas de los clientes.

  • Lealtad

El tercer punto y no menos importante; los responsables del marketing deben tratar con la fidelización.

Hay que conseguir de algún modo, que la marca establezca relación duradera con los consumidores.

La realidad verifica que un pequeño porcentaje se convertirá en un comprador habitual siendo éste la parte más importante de los ingresos de la compañía.

Debido a esto, las empresas tienen el objetivo de reconocer a esos consumidores potenciales, seducirlos y fidelizarlos, para que se transformen en elementos esenciales en los efectos de la entidad.

Conclusión

Si tanto las marcas como las empresas, se esfuerzan en realizar una buena estrategia de marketing; basándose en la parte clave de los consumidores, como son las necesidades y preferencias; obtendrán unos buenos resultados e ingresos en poco tiempo.