Una taza de café muy cafetera

Una taza de café muy cafetera

El vicio por el café a nivel mundial es real y por tanto los residuos que se generan del consumo del mismo podemos imaginar que son bastante potentes; solo en Finlandia se consume de media 2,64 tazas al día por persona.

Al diseñador Julien Lechner parecieron preocuparle los datos al respecto y decidió que sería buena idea diseñar una taza fabricada a partir de los posos del café residuales. El proceso no fue rápido, necesitó varias pruebas para dar con la mezcla de elementos que pudieran dar lugar a una taza de la que se pudiera beber. La composición final incluye los posos, que consigue en cafeterías de Berlín, mezclados con madera de fuentes sostenibles y pegamentos naturales.

Toda la investigación se tangibilizó en la marca Kaffeeform que fue presentada por primera vez en el Amsterdam Coffee Festival. En la página web se pueden obtener, solo en Europa, tazas para espresso y para cappuccino.

De nuevo formas de seguir bebiendo nuestro querido café colaborando con el medio ambiente y siendo sostenibles en la medida de nuestras posibilidades.

taza hecha de café

taza hecha de café

taza hecha de café