La valla de publicidad que tose cuando pasamos fumando

Los de Apotek Hjärtat, la cadena de farmacias sueca de nombre impronnciable, no son tontos y han querido dar donde más duele. Con el comienzo de 2017 llegan de nuevo los propósitos para ser mejores personas, ya sea haciendo más deporte, ahorrando o dejando de fumar.

Aprovechando el filón de gente que a estas alturas del año va a hacer todo lo posible por no seguir siendo esclavos del humo, Apotek Hjärtat ha colocado en la calle una valla interactiva muy especial y ante todo ingeniosa.

Una valla interactiva para que dejemos de fumar

La valla, que ha sido colocada en Estocolmo, incorpora unos sensores que reaccionan ante el humo y hacen que el protagonista de la valla tosa cuando alguien pasa por delante fumando.

La siguiente imagen que podemos ver después del señor dejándose un riñón tosiendo es un bodegón con una gama de productos con nicotina para sustituir el tabaco como chicles o parches, que como no podía ser de otra manera, se pueden adquirir en los establecimientos de esta cadena de farmacias.

El anuncio crea conciencia sobre los efectos de la nicotina en la propia persona pero también nos recuerda que el humo es algo que afecta también a las personas que están alrededor de nosotros, los llamados fumadores pasivos.

En el vídeo que podéis ver más abajo se muestra la reacción de transeúntes de la ciudad ante la inteligente campaña.

Åkestam Holst, la agencia reincidente

¿Quiénes han sido los creadores de esta ingeniosa valla? La agencia Åkestam Holst, que no es la primera vez que crean una campaña interactiva como ésta. En 2015 ganaron en los Global advertising, design and digital award (D&AD) el premio “Graphite Pencil” por una campaña de productos de peluquería en el metro en la que a la modelo se le movía el pelo cada vez que pasaba un tren.

¿Y vosotros? ¿Seguís manteniendo vuestro propósito de no fumar?

.