Posicionamiento SEM

,

Posicionamiento SEM (Search Engine Marketing), una doctrina que tiene mucha relación con el posicionamiento SEO. Ambas son técnicas, que a partir de diferentes herramientas, buscan que una página aparezca entre los primeros resultados de búsqueda en Google para una palabra clave o palabras claves concretas.

Este hace referencia a todas esas técnicas de marketing y de pago que utilizamos en los motores de búsqueda online con el fin de que nuestra web aparezca entre las primeras. En el posicionamiento SEM conseguiremos optimizar nuestra posición mediante el pago de anuncios o links patrocinados.

Muchas agencias consideran que aparecer por debajo de la 6º posición en los resultados de un buscador, es ser casi invisible. Es muy importante posicionarnos bien, porque si ofrecemos un buen servicio, pero nadie lo sabe, no conseguiremos muchos clientes.

En el posicionamiento SEM solo pagaremos por los clicks que los clientes hagan en nuestro enlace patrocinado, eso significa que mientras más personas cliquen en nuestros anuncios, más tendremos que pagar, pero será proporcional a la popularidad que adquiriremos.

La diferencia entre SEO y SEM

Antes de entender la diferencia entre posicionamiento SEO y SEM debemos distinguir dos tipos de resultados en un buscador. Los resultados de pago son aquellos que van acompañados de la palabra anuncio, con diferentes formatos y ubicados en diferentes zonas. Son anuncios por los que el anunciante paga en función del click, de la visualización o de la conversión, como ya hemos explicado anteriormente. El resto de resultados se denominan resultados orgánicos. Éstos van en función de otros factores como los contenidos de la web o la velocidad de carga.

El SEO es el que se encarga de los resultados orgánicos, el SEM se encarga de los resultados de pago. Si realmente valoramos las dos opciones, pensamos que siempre será mejor crear buen contenido orgánico, sobre todo por el hecho de que es gratis, Pero crear contenido orgánico de calidad no es fácil, y por ello existe el posicionamiento SEM. 

A continuación vamos a contaros las ventajas y algún que otro inconveniente que tiene el posicionamiento SEM. Para que vosotros mismos valoréis que puede salir mas rentable para vuestra marca.

El posicionamiento SEM (Search Engine Marketing) tiene mucha relación con el posicionamiento SEO. Ambas son técnicas, que a partir de diferentes herramientas, buscan que una página aparezca entre los primeros resultados de búsqueda en Google para una palabra clave o palabras claves concretas.

Este hace referencia a todas esas técnicas de marketing y de pago que utilizamos en los motores de búsqueda online con el fin de que nuestra web aparezca entre las primeras. En el posicionamiento SEM conseguiremos optimizar nuestra posición mediante el pago de anuncios o links patrocinados.

Muchas agencias consideran que aparecer por debajo de la 6º posición en los resultados de un buscador, es ser casi invisible. Es muy importante posicionarnos bien, porque si ofrecemos un buen servicio, pero nadie lo sabe, no conseguiremos muchos clientes.

En el posicionamiento SEM solo pagaremos por los clicks que los clientes hagan en nuestro enlace patrocinado, eso significa que mientras más personas cliquen en nuestros anuncios, más tendremos que pagar, pero será proporcional a la popularidad que adquiriremos.

La diferencia entre SEO y SEM

Antes de entender la diferencia entre posicionamiento SEO y SEM debemos distinguir dos tipos de resultados en un buscador. Los resultados de pago son aquellos que van acompañados de la palabra anuncio, con diferentes formatos y ubicados en diferentes zonas. Son anuncios por los que el anunciante paga en función del click, de la visualización o de la conversión, como ya hemos explicado anteriormente. El resto de resultados se denominan resultados orgánicos. Éstos van en función de otros factores como los contenidos de la web o la velocidad de carga.

El SEO es el que se encarga de los resultados orgánicos, el SEM se encarga de los resultados de pago. Si realmente valoramos las dos opciones, pensamos que siempre será mejor crear buen contenido orgánico, sobre todo por el hecho de que es gratis, Pero crear contenido orgánico de calidad no es fácil, y por ello existe el posicionamiento SEM. 

A continuación vamos a contaros las ventajas y algún que otro inconveniente que tiene el posicionamiento SEM. Para que vosotros mismos valoréis que puede salir mas rentable para vuestra marca.

Ventajas e inconvenientes del SEM

¿Qué conseguimos con el SEM? El beneficio más grande es que podemos dar a conocer nuestra web o nuestra empresa, además de atraer tráfico a la misma. Más usuarios en nuestra web puede significar más conversiones, ya sea vender un producto o que se rellene un formulario para obtener datos, en ambos casos acciones beneficiosas para nosotros.

Además el SEM tiene una serie de ventajas respecto a cualquier otro método publicitario o de marketing. Es medible y nos proporciona muchos datos sobre cómo funcionan nuestras campañas, además las puedes ir modificando para sacarles más partido. Por ejemplo, si hay alguna keyword en alza, que no hallamos elegido para nuestra campaña podemos incluirla, con el fin de llegar a más público. 

Es una forma rápida de hacerse un hueco entre las búsquedas y un tipo de publicidad que ofrece precios mucho más económicos que otros medios. También tiene la ventaja de que nos permite segmentar la campaña al público concreto al que queremos llegar, podemos ser específicos hasta el punto de segmentar por gustos, género, ubicación o comportamiento. La mayoría de medios publicitarios convencionales no ofrecen esa segmentación tan concreta.

A pesar de todas las ventajas, encontramos un gran inconveniente, la competencia. Podemos encontrarnos en la difícil situación de que, a veces,  para muchas palabras clave hay tanta gente pujando que el precio se dispara y la campaña puede ser más costosa.

Ventajas e inconvenientes del SEM

¿Qué conseguimos con el SEM? El beneficio más grande es que podemos dar a conocer nuestra web o nuestra empresa, además de atraer tráfico a la misma. Más usuarios en nuestra web puede significar más conversiones, ya sea vender un producto o que se rellene un formulario para obtener datos, en ambos casos acciones beneficiosas para nosotros.

Además el SEM tiene una serie de ventajas respecto a cualquier otro método publicitario o de marketing. Es medible y nos proporciona muchos datos sobre cómo funcionan nuestras campañas, además las puedes ir modificando para sacarles más partido. Por ejemplo, si hay alguna keyword en alza, que no hallamos elegido para nuestra campaña podemos incluirla, con el fin de llegar a más público. 

Es una forma rápida de hacerse un hueco entre las búsquedas y un tipo de publicidad que ofrece precios mucho más económicos que otros medios. También tiene la ventaja de que nos permite segmentar la campaña al público concreto al que queremos llegar, podemos ser específicos hasta el punto de segmentar por gustos, género, ubicación o comportamiento. La mayoría de medios publicitarios convencionales no ofrecen esa segmentación tan concreta.

A pesar de todas las ventajas, encontramos un gran inconveniente, la competencia. Podemos encontrarnos en la difícil situación de que, a veces,  para muchas palabras clave hay tanta gente pujando que el precio se dispara y la campaña puede ser más costosa.

Medir el rendimiento de la campaña SEM

El marketing digital nos permite medir cómo rinden nuestras campañas e incluso ir realizando cambios para optimizar cada campaña. Las métricas que se utilizan suelen ir enfocadas a los objetivos establecidos.

Si nuestro objetivo es que el tráfico aumente, nos interesará medir el número de clicks y el de impresiones. Por otro lado, si nuestra campaña se orienta a las conversiones, el porcentaje de conversiones y el costo por conversión nos ayudarán a ver si nuestra campaña está resultando exitosa. Si buscamos vender un producto o servicio.

El ROI o retorno de la inversión es la fórmula para calcular si la campaña es rentable. Ponemos un ejemplo de una situación en la que nuestra inversión no está resultando rentable para nuestra marca. Si estamos invirtiendo 10€ por cada click y tenemos estimado de media que cada visitante tiene un valor de 5€, estamos perdiendo dinero, un 50% de la inversión para ser exactos. 

Medir el rendimiento de la campaña SEM

El marketing digital nos permite medir cómo rinden nuestras campañas e incluso ir realizando cambios para optimizar cada campaña. Las métricas que se utilizan suelen ir enfocadas a los objetivos establecidos.

Si nuestro objetivo es que el tráfico aumente, nos interesará medir el número de clicks y el de impresiones. Por otro lado, si nuestra campaña se orienta a las conversiones, el porcentaje de conversiones y el costo por conversión nos ayudarán a ver si nuestra campaña está resultando exitosa. Si buscamos vender un producto o servicio.

El ROI o retorno de la inversión es la fórmula para calcular si la campaña es rentable. Ponemos un ejemplo de una situación en la que nuestra inversión no está resultando rentable para nuestra marca. Si estamos invirtiendo 10€ por cada click y tenemos estimado de media que cada visitante tiene un valor de 5€, estamos perdiendo dinero, un 50% de la inversión para ser exactos. 

Google Adwords

Siendo Google el buscador más utilizado, no es de extrañar que la herramienta más famosa de posicionamiento SEM sea Google Adwords. En nuestro estudio de diseño gráfico en Sevilla es la herramienta principal que utilizamos con los clientes que quieren hacer una campaña online y esperan resultados a corto o medio plazo.

Como cualquier campaña de SEM, en Adwords tenemos que fijar claramente cuáles son nuestros objetivos. Vender más, atraer tráfico o darnos a conocer a un público concreto, porque si queremos intentar acaparar todo, posiblemente no funcionará ninguno de los objetivos que fijemos. Siempre intentaremos enfocarnos en objetivos concretos por periodos, una vez cumplido uno, pasaremos a centrarnos en el siguiente e ir poco a poco creciendo.

En Google Adwords para una misma campaña podemos definir un grupo de anuncios dedicados a productos diferentes, con palabras clave diferentes y costes por click diferentes.

Y hablando de palabras clave, en marketing digital es práctica obligatoria analizar las palabras clave que más nos convienen dentro de nuestro sector o ubicación incluso. Una de las últimas tendencias es el posicionamiento local, es decir, posicionar nuestra empresa en un ámbito geográfico concreto como una provincia o ciudad.

Los formatos de publicidad en Google son variados. Hay desde simples textos a imágenes, vídeos o banners dinámicos. Podemos hacer incluso anuncios en Gmail, si queremos mostrar productos de forma visual y con información detallada, utilizar Google Shopping. Adwords también tiene la opción de hacer anuncios en Youtube con formatos como los del buscador y otros propios de la plataforma.

Google Adwords

Siendo Google el buscador más utilizado, no es de extrañar que la herramienta más famosa de posicionamiento SEM sea Google Adwords. En nuestro estudio de diseño gráfico en Sevilla es la herramienta principal que utilizamos con los clientes que quieren hacer una campaña online y esperan resultados a corto o medio plazo.

Como cualquier campaña de SEM, en Adwords tenemos que fijar claramente cuáles son nuestros objetivos. Vender más, atraer tráfico o darnos a conocer a un público concreto, porque si queremos intentar acaparar todo, posiblemente no funcionará ninguno de los objetivos que fijemos. Siempre intentaremos enfocarnos en objetivos concretos por periodos, una vez cumplido uno, pasaremos a centrarnos en el siguiente e ir poco a poco creciendo.

En Google Adwords para una misma campaña podemos definir un grupo de anuncios dedicados a productos diferentes, con palabras clave diferentes y costes por click diferentes.

Y hablando de palabras clave, en marketing digital es práctica obligatoria analizar las palabras clave que más nos convienen dentro de nuestro sector o ubicación incluso. Una de las últimas tendencias es el posicionamiento local, es decir, posicionar nuestra empresa en un ámbito geográfico concreto como una provincia o ciudad.

Los formatos de publicidad en Google son variados. Hay desde simples textos a imágenes, vídeos o banners dinámicos. Podemos hacer incluso anuncios en Gmail, si queremos mostrar productos de forma visual y con información detallada, utilizar Google Shopping. Adwords también tiene la opción de hacer anuncios en Youtube con formatos como los del buscador y otros propios de la plataforma.