10 Claves Para Afrontar La Gestión De Marca Post Covid

Image Alt

Después de la pandemia que nos ha tocado vivir, parece que poco a poco comenzamos a ver la luz al final del túnel. Y es que este panorama post pandémico en el que nos encontramos ahora, va evolucionando poco a poco, etapa tras etapa, y vamos superando cada día mas restricciones,  pero aún nos quedan un recorrido por delante para volver a la ‘normalidad’ o mejor dicho, como bien señalan los expertos la ‘nueva normalidad’.  Por eso hoy os contamos 10 claves para afrontar la gestión de marca post Covid.

Y es que el COVID-19 ha marcado un antes y un después en nuestras vidas, el mundo ha cambiado y sus efectos, para bien o para mal, serán duraderos. Por ello los negocios deben ser conscientes de que ‘la nueva normalidad’ es una realidad a largo plazo y es fundamental que mantengan la capacidad de adaptación que han tenido durante la pandemia en un entorno cambiante, porque sigue cambiando y cambiará hacia otro completamente diferente en el futuro.

En este post analizaremos las etapas y estrategias que las marcas deben tener en cuenta para mantenerse a flote tras las consecuencias del coronavirus.

Etapa 1: Confinamiento

Durante el confinamiento se disparó el consumo online, puesto que la gente gozaba de mucho tiempo libre y disponía de más dinero del habitual, y es que al no poder salir de casa se redujeron los gastos. Y ese margen económico del que disponían, en su mayoría, se invirtió en compras online. 

Los canales digitales eran una vía de ingresos que había que explorar para sobrevivir en un entorno en el que el cliente estaba encerrado en su casa. De ahí que las empresas que supieron adaptarse rápidamente a la situación para digitalizarse y obtener presencia online lograron no solo sobrevivir, si no hasta obtener grandes beneficios.

Etapa 2: Desescalada

Tras el confinamiento se hicieron latentes las consecuencias negativas del coronavirus: los hogares vieron disminuidos sus ingresos, llegó el desempleo y la reducción salarial. Estas fueron las principales razones por las que mermó el consumo y sumado a la incertidumbre del futuro, la gente comenzó a escatimar.

Las empresas se encontraban ante un contexto cada vez más oscuro, pero también con una oportunidad y es que el comercio offline se reactivó de nuevo. Era el momento de recuperar ‘la normalidad’ haciendo las cosas de otra forma, diciendo algo diferente y sobre todo de ofrecer seguridad y confianza al consumidor.

Etapa 3: Nueva normalidad

Esta etapa es la que estamos viviendo actualmente y para sobrevivir, las empresas tendrán que adaptarse a lo que el cliente quiere, porque en la nueva o futura normalidad las cosas seguirán cambiando continuamente.

  • El comercio electrónico se mantiene al alza porque la sociedad está digitalizada, la compra online es una tendencia que definitivamente se ha quedado entre nosotros tras la epidemia.

 

  • El nuevo consumidor post-pandemia demandará a las marcas calidad.  Se debe a que uno de los nuevos cambios de hábito repercute en disfrutar la vida al máximo, de esta forma un porcentaje de consumidores (a pesar de las circunstancias económicas de crisis) no tendrá inconveniente en pagar un extra a cambio de mayor calidad en el producto o servicio.

 

  • El valor añadido cobra peso para el consumidor, piensas que las marcas deben comprometerse a generar un impacto positivo en la sociedad y obliga a las empresa a asumir responsabilidades que van más allá del producto. 

Independientemente del sector en el que se desenvuelva tu empresa, os traemos una lista de sugerencias  para que tu marca haga  frente a la nueva normalidad.

10 estrategias para afrontar la gestión de marca post Covid.

1. Corrobora tu propósito y asegúrate de que se comparta dentro de la compañía por los trabajadores y fuera por el público.

2. Construye una identidad de marca que tenga valor. Para ello es imprescindible crear comunidad y fomentar su intención.

3. Comprometerse con la sociedad a cuidar del medio ambiente para garantizar  la perdurabilidad de la marca.

4. Dar valor a la marca, es decir, conseguir conectar con los deseos y necesidades de sus usuarios para facilitar su vida.

5. Establecer una experiencia alrededor del usuario, es más importante que el propio producto.

6. Digitalización: apuesta por herramientas que ayudan a optimizar recursos para ser más eficiencientes.

7. No volver a estar desprevenidos, es necesario anticiparse a los acontecimientos para afrontarlos con éxito.

8. Surgen otros hábitos de consumo y expectativas frente a las marcas, y responder a las nuevas exigencias es necesario.

9. Fortalecerse ante la incertidumbre, planteando distintos escenarios para evolucionar la marca.

10. Olvidar el pasado, centrarse en el futuro para crear nuevos modelos de negocio.

Ahora es el consumidor el que crea las tendencias y son las empresas las que tienen que adelantarse para no quedarse atrás.