GHOST SHIP RUM

GHOST SHIP RUM

El original packaging de esta marca de ron, se basa en un barco construido en 1884, en Nueva Zelanda, y que poco después de partir hacia América del Norte, desapareció en el mar, dando lugar a toda clase de leyendas. Así nace Ghost Ship Rum.

Lo que ocurrió con el barco, es un misterio, pero sirvió para inspirar a las diseñadoras Galya Akhmetzyanova, de Nueva Zelanda, y Pavla Chuykina, de Russia.

El diseño cuenta con una gama de colores acorde a la historia, fríos y tenebrosos. La forma de la botella y los detalles añadidos como la cuerda en el cuello, hacen que parezca salida directamente de la anécdota.  Además, y para favorecer la interacción con la marca, se incluye un código QR.

Si sigues el enlace, puede que tengas suerte y veas al barco fantasma.