La publicidad llega a WhatsApp

Image Alt

Hace ya unos años, los analistas plantearon la posibilidad de que en un futuro, la plataforma contaría con publicidad y a día de hoy se ha confirmado.

Antes, los usuarios pagaban por WhatsApp una cuota muy baja por usarla, teniendo el primer año gratis, con el objetivo de captar clientes.

Pero se sabía que el modelo de negocio de Facebook no funciona así, por lo que iba a hacer algo al respecto para conseguir un alto beneficio, con la app más popular.

¿En qué consistirá esa publicidad?

WhatsApp dió a conocer, hace un año que vendería publicidad. Hablaba del 2019 como fecha para venderla y señalaba que los anuncios serían similares a los que Instagram publica en sus Stories.

Los precios, se estima que no serán muy elevados y que sumará formatos que permitieran hablar directamente con los consumidores.

La publicidad llegará en 2020 y estará reducida a los estados. Esto conlleva a que no habrá anuncios en las conversaciones.

Tendrá dos tipos de conversaciones; una de ellas será establecida por el propio consumidor siendo gratuita y por otro lado las que las empresas iniciarán mandando un mensaje al consumidor, teniendo que pagar por ello..

También se desveló cómo se podrán comprar esos anuncios. Habrá un catálogo publicitario en Facebook, es decir, las marcas y empresas, podrán comprar los anuncios por WhatsApp desde el administrador de publicidad de Facebook.

Los anuncios estarán más integrados entre los diferentes canales publicitarios que Facebook ofrece.

Consecuencias

Se pondrá fin al WhatsApp libre, aunque era algo ya predecible; otro asunto, es cómo reaccionarán los consumidores y cómo afectará a su experiencia.

Cuando se trata de publicidad o de anuncios, normalmente no suele ser visto con buenos ojos.

Para las marcas y empresas, será un paso más a la venta directa a usuarios que no están explotados. Si todo este proceso se ejecuta de una manera adecuada, se podrá sacar beneficios.

Todo esto se complementa con el apoyo de un equipo de marketing capacitado para llevar a cabo dicha publicidad…

Lo primero y lo más importante es la consulta con el cliente; cuando se trata de una empresa externa, es difícil saber con precisión la ideología y la filosofía del cliente con el que tratamos, por ello es conveniente establecer una relación previa y aclarar los conceptos claves que se quieren potenciar.

Lo segundo que te proporciona es la planificación de una estrategia, es decir, fijar unos objetivos que se pretende conseguir y luego ver de qué forma se pueden alcanzar. En este punto entra: definir el tono de la comunicación o qué tipo de contenido visual se quiere compartir.

La creatividad es un valor que ya viene incluido en el servicio. No sólo se trata de crear y publicar contenido, sino de darle un toque de originalidad, para conseguir, de una forma eficaz, diferenciarnos de la competencia.

La figura de un Community Manager es imprescindible en el mundo de la publicidad como la gestión de redes. Te ayuda a definir la personalidad del cliente, para que de esa forma, pueda  dar un toque de carácter a las publicaciones y destacar en las redes sociales empleando la creatividad.

Para terminar, uno de los beneficios principales que te aporta, es que te permite saber qué contenidos están funcionando; por lo que el Community Manager también tiene la función de medir el rendimiento y modificar la estrategia cuando sea necesario, para conseguir una campaña perfecta.