Viajes y ocio – Redes sociales de nicho III

redes sociales viajes

En cuanto al ocio, el siglo XXI se caracteriza con respecto al anterior por la democratización del turismo y es que viajar se ha convertido en una de nuestras formas favoritas de aprovechar los días de descanso y las redes sociales una vez más llegan a nuestras vidas para facilitarnos el proceso de organización de nuestras escapadas y contar con las opiniones de otras personas.

 Todo viaje necesita por lo menos un mínimo de planificación previa y para ello contamos con redes sociales que nos permiten elaborar nuestras propias guías personalizadas de viajes y compartir con nuestros amigos lo que hemos hecho como Tripwolf que combina información de guías profesionales con comentarios y experiencias de otros usuarios; entre éstas encontramos otras como Touriteye o Tripsbook.

Como siempre, encontramos redes sociales que se basan principalmente en el componente visual y en este caso Trover es la que nos permite compartir fotos o experiencias de los lugares que visitamos.

Hay otras que se basan en las preguntas y dudas que tenemos sobre cualquier lugar, Trippy te permite lanzar una pregunta como qué hacer primero en Nueva York una vez hayamos aterrizado, y que la comunidad te aconseje.

redes sociales viajes trippy

También hay redes sociales centradas únicamente en las experiencias como HeyLets o Viator que te permiten reservar excursiones, cenas, recorridos turísticos o incluso vuelos en helicóptero, comparando previamente la opinión de otros viajeros que ya los han realizado.

Encontramos también viejas conocidas como Tripadvisor o Yelp, que vimos la semana pasada en el post de redes sociales gastronómicas, pero su utilidad no entiende de fronteras y nos permite conocer las apreciaciones de otras personas respecto a monumentos, servicios turísticos o incluso hoteles, que también nos permite reservar.

Las nuevas tendencias nos traen también otras redes sociales que nos permiten alojarnos en casas de locales o compartir transporte con el fin de ahorrar dinero o bien con el propósito de conocer gente nueva y vivir nuevas experiencias. Mientras redes como Couchsurfing nos permiten alojarnos en casas de otras personas conviviendo con ellos, otras como Airbnb o Wimdu nos permiten alquilar temporalmente sus casas verificando previamente la opinión de otros sobre el anfitrión en cuestión. Si lo que necesitas es alguien con quien compartir tu coche, Amovens o Blablacar son las más conocidas que podemos encontrar pero hay alternativas como Shareling o Carpling.

En cuanto a la utilidad de estas redes para las empresas, hay que pensar que la mayoría de éstas permiten compartir con otros usuarios la opinión con respecto a cualquier hotel, restaurante o comercio que hayan visitado en la zona, y por tanto cualquiera es potencialmente sujeto de opiniones tanto positivas como negativas que repercutirán de forma directa en la toma de decisiones del resto de usuarios. Algunas como Tripadvisor o Tripsbook te permiten crear un perfil de empresa, opción interesante a la hora de conocer las valoraciones de los clientes y actuar en caso de que haya algún comentario negativo.

.