El anuncio de Sonos, oda a las relaciones sociales de antes

anuncio de sonos, anuncio apple, anuncio tecnología

El anuncio de Sonos, oda a las relaciones sociales de antes

¿Qué reunión familiar o de amigos no se ha visto boicoteada por un aluvión de teléfonos móviles y demás aparatos tecnológicos? No son pocas las veces que se tienen que poner normas del estilo, “el que coja el móvil paga un euro”, para que la cosa funcione bien.

Sonos nos invita a reflexionar sobre las relaciones sociales

 

La empresa de equipamiento electrónico Sonos ha lanzado un nuevo sistema de sonido para el hogar y el anuncio que se han marcado es cuanto menos aterrador.

La visión de las relaciones humanas que nos muestran, que no difiere para nada de la realidad; es la de un mundo en el que aparentemente estamos acompañados pero realmente estamos solos.

El anuncio de Sonos nos hace un recorrido por diferentes edificios y las familias que los habitan;  vemos como todos están ante al menos un dispositivo, por no hablar de los que están utilizando dos a la vez.

Una voz en off a la que más adelante le ponemos cara retrata la sociedad actual y la obsesión con los dispositivos con frases como “una nueva enfermedad” o “esto no ha sido siempre así”.

El concepto del silencio

 

El estilo del anuncio de Sonos nos recuerda un poco al spot “1984” de Apple. ¿Recordáis ese anuncio? Un aire tétrico, los humanos convertidos en algo parecido a robots. El ambiente que han creado para el anuncio se asemeja y el mensaje se acerca también al de la empresa de la manzanita.

El concepto central del anuncio es el del silencio, hogares sin ruido a parte del que puede hacer la televisión o el móvil. Un silencio mucho más profundo, el de las personas que no se relacionan entre sí.

¿La solución que propone Sonos? Su nuevo sistema de sonido. Con un eslogan devastador, “Despierta la casa silenciosa” y a través de imágenes de fiestas y reuniones caseras de aúpa nos cuenta que con sus productos conseguiremos una casa donde se recuperarán las relaciones de antes.